Fontes 2

 

Fonte e calidadeda auga na comarca do Xallas en Santa Comba

 

Informe 16 páxinas

 

1. INTRODUCCIÓN.

Las aguas subterráneas constituyen un importante elemento del ciclo hidrológico terrestre y uno de los recursos hídricos menos estudiados.

Las aguas subterráneas constituyen una importante fuente de agua potable. Pero las actividades humanas pueden ejercer un efecto considerable sobre la cantidad y la calidad de los recursos hídricos subterráneos disponibles.
La disponibilidad de un agua subterránea se encuentra limitada por tres factores:
1. magnitud total de recarga procedente de las precipitaciones, evapotranspiración, infiltración y filtración de ríos y lagos;
2. calidad del agua recargada; y
3. propiedades del suelo y del acuífero (acidez, permeabilidad, porosidad, etc.).
Todas las aguas subterráneas contienen compuestos químicos naturales en solución. Durante su paso a los depósitos subterráneos, el agua disuelve y deposita diversas sustancias y transforma otros solutos. La contaminación por actividades humanas del agua infiltrada afecta a veces a la carga de componentes que alcanza las aguas subterráneas.
En la zona de estudio, la causa más importante de un deterioro de la calidad del agua subterránea, como consecuencia de la acción humana, es la de las prácticas agrícolas que se pueden considerar como: difusas en cuanto a lo que se refiere al exceso de regadío con residuos animales, uso de fertilizantes, y como, puntuales en cuanto a las fugas que puedan tener las fosas sépticas utilizadas en el almacenamiento de los purines.
Los contaminantes potenciales más significativos en este caso son los fertilizantes, los pesticidas, abonos de tipo orgánico, y el aumento de la construcción de fosas sépticas con el consiguiente peligro de infiltración de materia orgánica. El uso de fertilizantes y abonos deriva en una fuente de lixiviación de nitratos, siendo la fuente de contaminación más importante de aguas subterráneas debido a su movilidad; generalmente se aplican en forma de estiércol o en forma inorgánica, como amoníaco (NH4OH), sulfato amónico[(NH4)2SO4], nitrato amónico (NH4NO3) y carbonato amónico[(NH4)2CO3].
La lixiviación de estos compuestos por el agua de lluvia o de riego incorpora principalmente NO3-, NO2- y NH4+ a las aguas de infiltración.
Otra fuente importante de nitrógeno, que resulta de la actividad ganadera, es el abonado de los terrenos con residuos animales. Los residuos líquidos y la materia orgánica resultante de la cabaña de animales dan lugar, también, a una contaminación de tipo orgánico. Los efluentes o lixiviados originados en estas actividades suelen contener una gran cantidad de sólidos en suspensión, alta DBO5 y alta concentración de coliformes fecales.
Cuando la composición y las características del agua se consideran bajo el punto de vista de una utilización o aplicación determinada nace el concepto de “calidad”.
En relación con las aguas de consumo humano la CEE (directiva 80/7/78 de 15 de Julio, DOCE L229, de 30.8.80) estableció una normativa relativa a la calidad de las aguas destinadas a consumo público atendiendo sobre todo a la creciente cantidad de sustancias químicas vertidas al agua, situación agravada por su posible efecto tóxico y desconocimiento sobre la salud. En España, estas exigencias se encuentran recogidas en la “Reglamentación Técnico-Sanitario para el abastecimiento y control de las aguas potables de consumo público” (R.D. 1138/1990, de 14 de Septiembre, BOE 226, de 20.9.90) que se adecua a la Directiva CEE anteriormente mencionada.

Tabla 1.- Características de las aguas de abastecimiento urbano (reglamentación técnico-sanitaria española 1.982).

PARÁMETROS Nivel guía Concentración máxima admisible Expresión de los resultados Observaciones
pH 6,5 – 8,5 Unidad pH El agua no debería ser agresiva. Valor máximo admisible: 9,5
Conductividad 400 S/cm a 20 ºC
Dureza total 150 Concentración mínima exigida (aguas ablandadas): 60 mg/L Ca
Cloruro 25 350 mg/L Concentración aproximada más allá de la cual cabe el peligro de que se produzcan efectos: 200 mg/L
Sulfatos 25 250 mg/L
Nitratos 25 50 mg/L
Fósforo 0,4 5 mg/L
Coliformes totales 0 0 Resultado por cada 100 mL de muestra Método de membranas filtrantes
Coliformes fecales 0 0 Resultado por cada 100 mL de muestra Método de membranas filtrantes
Estreptococos fecales 0 0 Resultado por cada 100 mL de muestra Método de membranas filtrantes

2. ÍNDICES DE CALIDAD.

Debido a la larga lista de parámetros que se utilizan para caracterizar la calidad de un agua, surge la necesidad de resumir la información obtenida en estos parámetros, este papel lo asumen los índices de calidad. Ningún dato individual ni la media de los mismos son suficientemente adecuados para expresar la calidad de un agua.
Los índices de calidad se definen como un instrumento matemático usado para transformar largas cantidades de datos obtenidos de los distintos parámetros que conlleva el análisis de cada muestra de agua. La finalidad que se sigue es deducir un número adimensional, como combinación o función de los datos analíticos de una muestra de agua y que refleje su calidad en orden a su utilización posterior, y que permita su comparación con los que se obtengan, por el mismo algoritmo, de otras muestras, tomadas en distintos lugares o épocas.
Su expresión matemática más general es:

 

1

en la que i son las variables o parámetros analizados, n el número de parámetros que intervienen en el sumatorio y F1 y F2 dos tipos diferentes de funciones que caracterizan la influencia de cada parámetro según el uso previsto para las aguas.

Tabla 2.- Consideraciones (ventajas e inconvenientes) en el uso de los índices.

Ventajas de los índices Desventajas de los índices
 Sintetizan gran variedad de parámetros en un solo número.  No muestran tendencias de un parámetro.
 Rápida y fácil interpretación.  Resultados sensibles al algoritmo.
 Combinación de parámetros con distintas unidades.  Interpretación para cada índice en particular.

¿Qué se puede hacer con los índices? ¿Qué no se puede hacer con los índices?
 Ilustrar las tendencias temporales y espaciales de manera global.  Atribuir un significado al valor del índice sin tener como referencia su desarrollo.
 Comparar los valores de los índices con los valores de referencia establecidos en el desarrollo de los índices.  Hacer intervenir los innumerables parámetros que pueden ser analizados en una muestra de agua.

En este estudio los índices de calidad determinados han sido:
o Índice de calidad general (ICG).
o Water quality index objective (WQIobj).
o Water quality index subjective (WQIsub).
o Water quality index minimal (WQImin).
o Índice de saturación (IS).
o Agresividad.

2.1. Índice de calidad general (ICG).

La expresión matemática del ICG es:

image004

2

donde Qi (tal que, Qi = F1(i)) es la función de equivalencia para un determinado parámetro y Pi (Pi = F2(i,n)) es el factor de ponderación.
La función Qi traduce cada valor i del análisis en una gama de 0 a 100, siendo el valor 0 el nivel pésimo y 100 el óptimo, para un uso considerado.
Debe resaltarse que en dicha gama, el valor de 60 representa un nivel crítico, bajo el cual las aguas no pueden ser utilizadas sin un tratamiento corrector.
El cuadro incluido a continuación contiene el significado que debe ser atribuido a los niveles de calidad Qi según sus diferentes valores posibles.

Valor de Qi Interpretación
100 Excelente
Entre 100 y 85 Muy buena
Entre 85 y 75 Buena
Entre 75 y 60 Utilizable
Menor que 60 Mala, requiere corrección
0 Desechable

La función pesos (Pi), depende del tipo de parámetros seleccionados y del número de ellos, ya que, como se mencionó al principio, no todos los parámetros tienen la misma importancia a la hora de hablar de calidad de un agua.
A fin de que el índice de calidad oscile entre 0 y 100, se exige que la suma de los coeficientes de ponderación Pi sea la unidad.
En consecuencia, a cada una de las variables se le asigna “a priori” un coeficiente a de valores comprendidos entre 1 y 4 que mide la influencia relativa de cada uno con el siguiente criterio general:

a=1 Parámetro muy importante.
a=2 Parámetro de importancia media.
a=3 Parámetro de importancia débil.
a=4 Parámetro dudoso o poco significativo.

2.2. Water Quality Objective (WQIobj), Water Quality Subjective (WQIsub) y Water Quality Minimal (WQImin).

El WQIobj y el WQIsub hacen uso de 20 parámetros para asegurar la calidad de un agua y sus variaciones temporales y espaciales, mientras que el WQImin sólo hace uso de tres. Sin embargo, en este estudio, para los dos primeros índices se hace uso de 17 parámetros , mientras que para el WQImin se emplean los tres originales: turbidez, oxígeno disuelto y conductividad. Los 17 parámetros son: N-NH3, calcio, cloruros, conductividad, DQO, oxígeno disuelto, dureza, magnesio, nitratos, nitritos, pH, fosfatos, sólidos en suspensión, sulfatos, temperatura, turbidez y coliformes totales.

o Cálculo de los índices de calidad.

El WQIsub sigue el siguiente algoritmo de cálculo:

image006

3

donde k es una constante subjetiva que representa la impresión visual que se tiene sobre el agua y toma uno de los siguientes valores de acuerdo con la condición del agua:

• 1,00 = agua sin contaminación aparente (limpia o con sólidos naturales suspendidos).
• 0,75 = agua con ligera contaminación aparente esto se manifiesta por una ligera coloración no natural, olor moderado o una ligera turbidez de razón no natural.
• 0,50 = agua aparentemente contaminada. Indicado por una coloración no natural, olor, turbidez elevada (no natural), sólidos orgánicos en suspensión, etc.
• 0,25 = agua altamente contaminada a simple vista esto se muestra por la presencia de un color negro, fuerte olor, fermentación visible, etc.
Ci es el valor asignado a cada parámetro después de la normalización.
Pi es el peso relativo asignado a cada parámetro y toma un rango de valores comprendido entre 1 y 4, donde el 4 representa el parámetro que tiene mayor importancia, mientras que el valor de 1 indica el parámetro que tiene menos impacto.
La constante subjetiva es evaluada de las notas tomadas de la apariencia del agua mientras se realiza la toma de muestra.
El Water Quality Objective (WQIobj) se calcula usando la ecuación anterior para k=1.
Finalmente, el cálculo del índice de calidad con sólo tres parámetros (WQImin) se calcula usando:

image008

4

donde COD es el valor debido al oxígeno disuelto después de la normalización, Ccond es el valor para la conductividad y Cturb para la turbidez.
El WQImin se utiliza cuando no se puede disponer de todos los parámetros necesarios para el cálculo de otros índices. Los parámetros usados en el WQImin fueron seleccionados por su importancia como indicadores de otros parámetros de calidad del agua. El oxígeno disuelto fue seleccionado debido a su importancia para la vida acuática, y también por que indica la presencia de condiciones reductoras u oxidantes. La conductividad indica la presencia de sales, ácidos minerales o contaminantes similares. En cuanto a la turbidez, está asociada a la presencia de materia en suspensión y con la contaminación bacteriológica. Además, estos tres parámetros son fáciles de evaluar.
En la tabla que se muestra a continuación aparece la interpretación que se le puede dar a los distintos valores obtenidos a los índices:

Valor del índice Interpretación
91-100 Muy buena
71-90 Buena
51-70 Regular
26-50 Mala
0-25 Muy mala

2.3. Índice de saturación.

o Introducción.

Los índices de saturación de carbonato cálcico (CaCO3) se utilizan habitualmente para evaluar la tendencia del agua a formar o disolver precipitados. Esta evaluación es útil para los programas de control de corrosión de precipitados de CaCO3 en sistemas de tuberías e instalaciones como intercambiadores térmicos, industriales o calentadores de agua domésticos. Este índice nos muestra la disponibilidad del agua para fines industriales.

o Limitaciones.

En general se acepta que el CaCO3 precipitará en las aguas sobresaturadas y no podrá hacerlo en las infrasaturadas, aunque existen excepciones. Por ejemplo, los depósitos de carbonato de aguas sobresaturadas se inhiben por la presencia de fosfatos. A la inversa, en sistemas de tuberías que conducían agua infrasaturada se han encontrado depósitos de CaCO3. Esta aparente contradicción está causada por un pH elevado. Aunque la mayor parte del agua se encuentre infrasaturada, puede presentarse alguna sobresaturación local, pudiéndose depositar una cantidad de CaCO3 pequeña, pero significativa.
En teoría, el sistema de tuberías está protegido cuando el carbonato cálcico precipita en superficie. Se cree que esta capa superficial actúa como barrera inhibiendo la corrosión.
Las aguas con índices positivos se han considerado tradicionalmente como protectoras, y las de índice negativo, como no protectoras o corrosivas.

o Índice de Saturación mediante cálculo.

El IS se determina a partir de la ecuación:

image010

5

donde: pH = pH medido, y pHS = pH del agua si estuviera en equilibrio con el CaCO3 en las concentraciones existentes de ión calcio [Ca2+] e ión bicarbonato [HCO3-].

2.4. Agresividad.

Ciertas aguas naturales pueden corroer en frío a metales, cemento y otros materiales de construcción. Esta corrosión, más particularmente denominada “agresividad”, depende principalmente de los tres factores siguientes: anhídrido carbónico libre, alcalinidad y pH. Sin embargo, otros elementos pueden intervenir, como ácidos húmicos, microorganismos y oxígeno disuelto entre otros.
El sistema que nos permite un cálculo más rápido e intuitivo de la agresividad de las aguas es el de los gráficos de equilibrio. Estos gráficos de equilibrio no son más que funciones de equilibrio, Ca2+ = f(pH).

3. TOMA DE MUESTRAS Y ENSAYOS “IN SITU”.

3.1. Tipos de muestras tomadas y de muestreos realizados.

Se toman muestras simples tanto para cada fuente como para los ríos.
El análisis extra de los ríos se hace para comparar las aguas subterráneas y las superficiales, aunque, también, se trata de ver si hay variación de composición en el curso de los mismos a su paso por Santa Comba. Por ello el muestreo realizado en los ríos es un muestreo simple al azar. Nos referimos a muestras al azar para cada punto de los ríos, esto es, se toma una muestra al azar al inicio del río, otra al azar en un punto medio y otro al azar al final.

3.2. Análisis “in situ”.

Existe una serie de parámetros que deben ser analizados “in situ”para obtener datos representativos.

Tabla 3.- Parámetros determinados “in situ” .

image012

3.3. Parámetros monitorizados y métodos analíticos.

Los parámetros necesarios para la caracterización delas aguas y el posterior cálculo de los índices de calidad se dividen en tres bloques( físico, químico, y microbiológico). Los métodos analíticos son los estándar; APHA et. al. (1992) el número de los métodos se muestra en paréntesis: temperatura ( 2550-B), acidez (2310.A), alcalinidad (2320.A), conductividad (2510.A), dureza (2340.A), oxígeno disuelto (4500-O.A), turbidez (2130.A), sólidos en suspensión (2540.A), calcio (3500-Ca.D), magnesio (3500-Mg.D), potasio (3500-K.D), sodio (3500-Na.D), hierro (Merk), cloruros, sulfatos, nitratos, bromuros y fluoruros (4110.A), fosfatos (4500-P.E), nitritos (4500-NO2.B), amonio (4500 NH3.C), silicatos (4500-Si.D), demanda química de oxígeno (Rodier, 1981), coli. totales y fecales, estreptococos fecales, y bacterias heterótrofas a 22ºC y 37ºC (AENOR, UNE 77-063-90).

4. ANÁLISIS DE LOS PARÁMETROS.

4.1. Temperatura.

Tabla 8.- Rango de temperaturas encontrado.

Temperatura
Máx. Min.
Media
Ríos 13.1 18.4
15.0
Fuentes 10.3 16.4
13.2

Teniendo en cuenta que la temperatura de un agua potable debe ser inferior a 22ºC, todas las fuentes entran dentro de la normativa, y además, se encuentran dentro del rango de temperaturas de 9 a 15ºC, que es el rango para que un agua potable sea refrescante y quite la sed.
Según la temperatura podemos decir que todas las aguas analizadas son frías.

4.2. pH

Los valores de pH se encuentran claramente diferenciados entre las aguas subterráneas y las superficiales.
Las aguas subterráneas presentan valores de pH entre 4,8 y 6,0 (valor medio de 5,5), mientras que las superficiales presentan valores que oscilan entre 7,3 y 6,6 (valor medio de 7,0).

image014

Valores de las fuentes
Valores de los ríos
Valores medios

Como el agua debe filtrarse a través del suelo antes de alcanzar los acuíferos, es probable que las aguas subterráneas situadas bajo áreas ácidas estén también acidificadas. Esto es lo que ocurre en esta zona, al ser la composición geoquímica del terreno, pues se trata de terrenos graníticos.
Hay que destacar una diferencia de pH en torno a una unidad entre los dos tipos de muestras. La explicación puede encontrarse en que las aguas subterráneas se encuentran más cerca de la roca madre y están en contacto con el terreno más tiempo. Además, también podemos observar que la muestra nº 2 que se caracteriza por un menor valor de pH (4,8), proviene de un pozo de barrena de 25m de profundidad aproximadamente, esto nos lleva a pensar que las aguas más profundas son las más ácidas. Los tiempos de contacto entre el agua y los materiales por los que circula son variables, tanto mayores cuanto mayor sea la profundidad y menor la permeabilidad; por todas estas causas las aguas profundas se encuentran más mineralizadas que las próximas a la superficie. Sin embargo, el pH de los ríos es más elevado y se puede deber a la presencia de materia orgánica y bacterias que no se encuentran en las aguas subterráneas, así como ácidos húmicos.
En cuanto al pH, las fuentes no cumplen la normativa. Desde este punto de vista estas aguas necesitarán un tratamiento para convertirlas en aguas potables. Aunque no entran dentro de la categoría de aguas potables si se pueden considerar como sanitariamente permisibles.
En lo que se refiere a la evolución del pH, o de cualquier otro parámetro, en el curso de un río, se toma como referencia el Río Xallas.

image016

La disminución del pH en el transcurso del Río Xallas puede ser consecuencia de que durante su paso por Santa Comba recibe agua de otros ríos como el Abuín (muestra 28) y el Esternande (muestra 33) cuyos valores de pH son 6,5 y 6,9 respectivamente e inferiores al valor del pH que tiene el Río Xallas en su inicio.

4.3. Contenido iónico.

En lo que se refiere a los iones mayoritarios: calcio, magnesio, sodio, potasio, carbonatos, cloruros, sulfatos, nitratos y silicatos; el contenido se encuentra dentro de la normativa.

image018

En el diagrama circular anterior se muestra la relación en porcentaje de los iones mayoritarios.

image020

Según el diagrama triangular de composición, las muestras se engloban dentro de dos grupos: cloruradas y sulfato-cloruradas, en lo que se refiere al contenido aniónico. En cuanto al contenido catiónico, las muestras se engloban en cálcico-sódicas y cálcico-magnésico-sódicas.
4.4. Nitratos y fosfatos.

Los valores encontrados se encuentran dentro de la normativa (50 mg/L). Las concentraciones más altas de nitrato se encuentran en las aguas subterráneas, cuyo valor máximo es de 41,3 mg/L (valor medio de 10,1 mg/L), mientras que para los ríos es de 9,4 mg/L (4,6 mg/L).
La concentración de nitratos en las fuentes analizadas nos indica ausencia de contaminación en las mismas por el uso de abonos. Incluso el valor de nitrato más alto encontrado se encuentra en la muestra nº 2, que corresponde a un pozo de barrena situado en una zona en la que no se abona la tierra con fertilizantes nitrogenados y de ningún tipo.

image022

En cuanto a la evolución de la concentración de nitratos dentro del Río Xallas, observamos que se produce un aumento de la concentración al entrar en contacto con los dos afluentes: el Abuín y el Esternande. La concentración de nitratos al inicio del Xallas es de 2,9 mg/L, este valor se ve incrementado cuando el Xallas recibe el agua de los dos afluentes mencionados: Abuín (8,8 mg/L) y el Esternande (5,1 mg/L).
El uso de abonos y fertilizantes puede provocar la lixiviación de nitratos, amoníaco, sulfatos, potasio y en menor medida fósforo, en las aguas subterráneas y, por tanto, también en las de superficie.
En Galicia hay un lixiviado de nitratos en terrenos agrícolas (calculado en la capa superior del suelo) de 25 – 50 mg/L a 50 – 100 mg/L dependiendo de la zona. Esta lixiviación de nitratos es importante ya que la concentración máxima admisible en agua es de 50 mg/L y a la movilidad de los mismos.
En principio los valores encontrados se encuentran muy lejos de la CMA pero la hay que tener en cuenta. La evolución que observamos es espacial, la concentración en agua aumenta a medida que el río transcurre por abonados. Por lo que no hay nada que no nos indique que esto puede suceder de manera temporal y que sea un problema en un futuro.
Esta misma tendencia se observa para la concentración de fosfatos

image024

4.5. Conductividad y mineralización.

Los valores encontrados para la conductividad nos sitúan a las aguas dentro de la categoría de aguas oligometálicas. La muestra nº2 es la que presenta un valor más elevado, como era de esperar, al ser una muestra perteneciente a un pozo de barrena, muy profundo.

image026

La mineralización nos presenta una tendencia en cuanto a la evolución del contenido en sales del Río Xallas a su paso por Santa Comba.

image028
Observamos que el contenido de sales aumenta con el curso del río. Podemos decir que el Río Xallas pertenece a la categoría de la mayoría de los ríos, es decir, aquellos cuyo contenido en residuo seco aumenta a lo largo de su curso. Esto se debe a que en su nacimiento, las aguas son más puras y agresivas, teniendo una capacidad muy grande de disolver sales.

4.6. Microbiología.

image030

En lo que se refiere a la presencia de microorganismos, existe una clara diferenciación entre las muestras de agua de las fuentes, cuya concentración es nula o prácticamente nula, mientras que las muestras tomadas de los ríos presentan una concentración del orden de 2500 veces superior que la encontrada en las fuentes. Téngase en cuenta, por ejemplo, que el valor medio de coliformes totales es de 270 UFC/100mL para fuentes y de 3508 UFC/100mL para las aguas de río.
En cuanto a las fuentes cuyos propietarios o vecinos no toman agua debido a una posible contaminación orgánica (muestras nº 1, 2 y 16), hay que decir que únicamente la fuente nº 2 se encuentra dentro de la normativa, la fuente nº 1 y la nº 16 presentan valores de coliformes totales y fecales, así como de estreptococos fecales superiores a los de la normativa. Los valores, también son mayores que los esperados para una fuente normal. Esto nos hace pensar en una posible contaminación por infiltración de materia orgánica de las fosas sépticas situadas en las cercanías, aunque esto no se puede asegurar sin un estudio más detallado.
Las aguas de los ríos no se pueden considerar potables ni sanitariamente permisibles y necesitan un tratamiento de cloración antes de que el agua se destine al consumo humano.

5. ANÁLISIS DE LOS ÍNDICES DE CALIDAD.

5.1. Índice de calidad general.

Según la clasificación de este índice, las aguas analizadas se clasifican en la categoría de Muy Buenas o Buenas. El 50% de las aguas de fuentes se encuentra en la categoría de Muy Buenas, siendo la muestra nº 10 la que presenta una calidad mayor (ICG=90,4) y la nº 13 la de peor calidad (ICG=76,2).

image032
Sin embargo, las muestras de ríos, excepto las muestras 24 y 34 que se encuentran en la categoría de aguas Muy Buenas, son aguas designadas como Buenas.
Los parámetros de mayor influencia en el cálculo de este índice son: oxígeno disuelto, materia en suspensión, pH, conductividad, y coliformes fecales. De ellos el pH y el oxígeno disuelto son los parámetros más importantes en el cálculo del ICG para las muestras procedentes de las fuentes, mientras el parámetro de los coliformes fecales lo es en caso de las aguas superficiales.

 

En este diagrama radial vemos que para las fuentes el valor de pH es el valor que más influye de manera negativa. Mientras que si fuera para una muestra de río este papel lo jugaría el parámetro destinado a los coliformes totales.

image034

5.2. Water Quality Index (Objective, subjective y minimal).

Tanto el WQIobj como el WQIsub son índices que se basan en la evaluación de multitud de parámetros, por lo que se consideran buenos indicadores de la calidad de las aguas.
En cuanto a los resultados podemos asegurar que las aguas se encuentran en la categoría de Buenas.

image036
De la gráfica deducimos que el valor del WQIobj coincide con el del WQIsub. Esto es consecuencia de que a la hora de evaluar la constante subjetiva (k) en el algoritmo de cálculo del WQIsub se le asignó un valor de 1. Así, se obtiene que las ecuaciones que nos calculan los dos índices son coincidentes. En principio no ocurre lo mismo con el WQImin porque no hace uso de tantos parámetros.
El WQImin clasifica la mayoría de las aguas como Muy Buenas, una categoría superior a la clasificación dada por el WQIobj y WQIsub. Como conclusión decir que el WQImin no nos asegura de manera definitiva la calidad de un agua y debe ir acompañado de otros índices. Sin embargo, se puede observar que el WQImin presenta la misma tendencia que el WQIobj y el WQIsub, tal y como se muestra en la siguiente gráfica. El WQImin predice los valores del WQIobj entre un 90% y 83%. De esta comparación se pueden sacar dos conclusiones:
• El WQImin, como indicador de calidad, se empleará cuando no se disponga de los medios necesarios para obtener información sobre otros parámetros relativos a la calidad del agua. Aunque de manera rigurosa debería de ir acompañado por otros indicadores de calidad si lo que se pretende es asegurar la calidad del agua.

image038
• El WQImin nos sirve para evaluar tendencias espaciales con un mínimo coste económico en vez de utilizar el WQIobj o el WQIsub que implica el análisis de más parámetros.
En cuanto a lo que se refiere al WQIobj para las muestras procedentes de las fuentes, y teniendo en cuenta que uno de los parámetros que tiene más importancia en el cálculo de estos índices es el oxígeno disuelto, es de esperar que si no se tiene en cuenta ese parámetro en el cálculo de los WQI, éstos mejoren en su valor. Esta tendencia se muestra en la gráfica que se adjunta a continuación. Tiene su lógica el eliminar el OD del cálculo de estos índices, en lo que se refiere a aguas subterráneas, ya que los acuíferos no tienen porque estar aireados, y no llegar, así, a la saturación.

image040

5.3. Índice de Saturación y Agresividad.

En todas las muestras analizadas se encuentra la tendencia a la disolución del CaCO3 (valores negativos de IS).
Como el Índice de Saturación y Agresividad se encuentran relacionados cabe decir que las aguas son agresivas. Esto nos lleva a pensar que las aguas ejercen una cierta acción disolvente sobre, por ejemplo, compuestos del cemento.
Estas aguas son agresivas porque se caracterizan por presentar un valor bajo de pH, pues estas circulan sobre terrenos graníticos, y por su baja dureza o bajo contenido en Ca2+.
Estas aguas pueden ocasionar problemas en los sistemas de conducción ya que pueden corroer a las tuberías metálicas, en frío. Para disminuir esta agresividad se deben someter a un proceso conjunto de alcalinización y endurecimiento, lo que se consigue mediante un tratamiento ya mencionado con: CaO y CO2. Lo que sí es seguro es que en las tuberías no va haber problemas de obturación debido a la formación de precipitados de carbonato cálcico (debido a la escasa cantidad de calcio y carbonatos).
En la gráfica siguiente se muestra que las aguas caen en la zona de agresividad. Se presentan dos grupos claramente diferenciados: uno perteneciente a las fuentes y otro a los ríos. Esta diferencia se debe fundamentalmente al valor de pH. A pesar de que todas las aguas analizadas son agresivas, podemos decir que las aguas subterráneas son más agresivas que las de río.

image042

5.4. Sodium Adsorption Radio.

El valor de este índice es nulo para todas las muestras. Pertenecen a la clase S1 con lo que se puede usar en la agricultura sin ningún tipo de problemas.
No causan problemas de impermeabilidad al no producir adsorción de sodio.

 

Santa Comba na memoria

Historia fotográfica de Santa Comba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *